POR QUÉ ELABORAR TUS PROPIOS DEVOCIONALES | Serie: Cómo hacer un buen devocional.

Por que elaborar tus propios devocionales

La mayoría de libros devocionales diarios son como comer en el comedor del colegio día tras día: nunca sabes lo que va a aparecer en tu plato. Un día puede que se sirva una comida ligera de los evangelios; lo que se ofrece al día siguiente puede ser algo con más sustancia de los profetas del Antiguo Testamento. Los lectores quizás experimenten cierto grado de satisfacción, pero todavía sienten un hambre irritante por un enfoque más sistemático e integrado para equilibrar su salud espiritual. (Ray Stedman)

En nuestra nota anterior, lo que no es un devocional, mencionamos que muchos se han conformado a leer ciertos materiales de reflexiones diarias creyendo que es la manera más correcta de hacer un buen devocional. Sin embargo, aunque no es malo usar materiales de ayuda, hay que considerar que, el uso de estos materiales, puede traernos ciertas limitaciones. Sobre todo si lo único que hacemos es leer estos materiales sin tener una meditación personal en las Escrituras. Considera estas cosas:

  • Los libros devocionales están diseñados para que usted siempre dependa de ellos.
    Por supuesto, aunque no se quiera ver así, es cierto que hay cierta motivación económica detrás de la venta de estos materiales. Por esto, se requiere que usted siempre los necesite.
  • Los libros devocionales no siempre están basados en un análisis profundo de la Biblia. La mayoría de estos materiales hablan más sobre experiencias y testimonios personales que de la misma Biblia. Algunos versos bíblicos son usados como relleno para tratar de sustentar lo que se está diciendo. Es distinto usar la Biblia para demostrar lo que uno dice a basar todo lo que decimos en lo que la Biblia realmente está enseñando.
  • Los libros devocionales están realizados por personas de otro contexto. Muchas de las aplicaciones que se dan en este tipo de materiales a veces están muy alejados de la realidad individual de la gente que los lee. Por esto, estos materiales contienen principios o aplicaciones cada vez más generales, pero usted necesita algo más personal.
  • Algunos autores siguen una línea teológica incorrecta. Si un escritor tiene bien marcada en su mente la línea teológica que sigue, es casi seguro que va a forzar muchos pasajes de la Biblia para que puedan encajar con su postura y llevarte de esta manera a su propio pensamiento teológico. Por esto, usted tiene que estar bien preparado para que pueda discernir cuando esto esté sucediendo.

Elaborar tus propios devocionales te llevará a la madurez.

Como lo mencionamos, no está mal usar libros de ayuda devocional, lo malo estaría en depender sólo, y de manera permanente, de éstos. Puedes usar todos los materiales de ayuda que desees, siempre en cuando estés aprendiendo a leer, analizar, interpretar, meditar y aplicar la Palabra de Dios por ti mismo. Esto te llevará a la madurez, porque adquirirás una disciplina de estudio bíblico personal y en crecimiento constante; profundizarás en el texto mucho más de lo que te mencionan los devocionales adquiridos; conocerás muchos más pasajes y principios que no vendrán en los libros; estarás mejor preparado para defender la fe o enseñar a otros, etc.

A continuación, te resumimos siete razones por las que debes aprender a elaborar tus propios devocionales, y enseñar también a otros discípulos a hacerlo, ya mismo.

¿Por qué elaborar tus propios devocionales?

  1. Porque te brinda apoyo adecuado para tus propias necesidades.
    Las aplicaciones de cada día están orientadas a tus propias luchas, debilidades, fortalezas, pecados, crisis o situaciones diversas.
  2. Te enseña a prepararte y nutrirte con alimento sólido.
    El ejercicio espiritual hará que seas alguien preparado y maduro. Dios ha preparado alimento sólido para que los que están alcanzado la madurez puedan seguir creciendo (Heb.5:14)
  3. Te ayuda a estudiar y comprender toda la Biblia no sólo porciones.
    Este es un gran logro espiritual, que beneficiará también las demás áreas de tu vida.
  4. Te guarda de la pereza espiritual.
    No es lo mismo depender de la comida de otros, que aprender a buscar y cocinar tus propios alimentos. La pereza espiritual puede ser muy perjudicial en tu vida.
  5. Te capacita lo suficiente para enseñar a otros.
    Estarás mejor preparado para discipular, evangelizar, predicar o aconsejar, dentro o fuera de la iglesia. No hay mayor enseñanza dada con mayor convicción y vida que la que uno ofrece de su propia cosecha.
  6. Te lleva a cumplir principios y propósitos bíblicos.
    Dios ha diseñado Su palabra de manera que cumpla sus grandes propósitos en la humanidad, pero también para que cumpla sus propósitos personales en cada uno de nosotros (Sal.138:8)
  7. Te libra del engaño y del error doctrinal.
    Por supuesto, al estar nutrido con la Palabra de Verdad, es mucho más difícil que puedas ser engañado por sectas, herejías o tendencias teológicas que circulan por todos lados. (Ef.4:14)

Sin embargo, no todos podrán aprender a elaborar sus propios devocionales en el mismo tiempo.

Reconocemos que para algunos será más difícil que otros. Hay quienes necesitan de mucha ayuda para aprender a hacer sus propias meditaciones. Por esto, si vas a usar libros o materiales de ayuda devocional, te recomendamos usar los que tengan estas características:

  • Que tenga un estudio ordenado de la Biblia.
    Los mejores materiales son los que te llevan a meditar en todos los pasajes de la Biblia, libro por libro y capítulo por capítulo, y no en breves porciones seleccionadas al gusto del que escribe.
  • Que te expliquen condensadamente el trasfondo y el contexto de cada libro a meditar.
    Esto es una introducción general a cada libro bíblico que se usará para el devocional. Mediante esto, obtendrás la información necesaria para comprender mejor ciertos detalles del texto y te cuidará de cometer errores de interpretación.
  • Que hagan un breve comentario de observación sobre el pasaje o capítulo diario en el que se va a meditar.
    No se trata de explicarte todo el pasaje, sino que se te dará algunas claves necesarias para que puedas analizarlo y comprenderlo por ti mismo.
  • Que te ofrezca algunas preguntas para que puedas realizar tus propias aplicaciones, y un espacio en donde puedas escribirlas.
    Estas aplicaciones serán personales, pues se basarán en las necesidades de cada uno.
  • Pueden ofrecerte también un verso clave para memorizar.
    Esto refuerza notablemente lo aprendido.

Si no encuentras un devocional que tenga todas, o casi todas, estas características, puedes usar diferentes libros que te ofrezcan estos datos para elaborar tus propios materiales.

Te recomendamos que antes de leer las notas de estos materiales leas primero los textos bíblicos correspondientes al día y hagas una meditación personal en dependencia de la oración. Después podrás consultar los apuntes de tus libros seleccionados y compararlos con los que ya has realizado.

Entonces, adquiere libros o materiales que te enseñen como hacer tus propias meditaciones en los pasajes de la Biblia. En la parte final te dejaremos algunos libros recomendados, pero busca más. Esta serie está diseñada con el propósito de ayudarte en esta necesidad, sigue fielmente las notas que estaremos publicando mediante nuestras redes sociales o suscríbete a nuestro blog.

Libros y materiales recomendados:

  • Manual Bíblico Nelson; Guía completa - Martin Manser.
  • Compendio Manual Bíblico; RV60 - Henry H. Halley.
  • 12 métodos de estudio bíblico personal – Warren Rick.
  • Cómo entender la Biblia (Material electrónico distribuido gratuitamente por Iglesia Unidad)
  • Abramos la Biblia – Mary Batchelor
  • Cómo estudiar la Biblia para un mayor beneficio - Torrey, R. A.
  • Cómo estudiar e interpretar la Biblia - Sproul, R. C.
  • Auxiliar Bíblico Portavoz; Guide to the Bible - Harold L. Willmington
  • Bosquejos expositivos de la Biblia; Obra completa - Warren W. Wiersbe.
  • Recorriendo la Biblia – Ray Stedman (https://www.raystedman.org/daily-devotions/subscribe/spanish) y (https://www.raystedman.org/spanish/advensp/)
  • Biblias de Estudio: “Plenitud”, “Diario Vivir” y “Thompson”
  • Devocional: Diario de la Hora Silenciosa – José Jordán (Ministerio Palabra de Vida)

Aprenda más sobre el devocional en nuestra serie: